Plan estratégico para el sector del Dron en España.

En el siguiente enlace, podrás ver con detalle, el Plan estratégico para el desarrollo del sector civil de Drones en España, entre 2018 y 2021.

Enlace a Web del Ministerio de Fomento – AESA “Plan estratégico”

Un avance, que se espera sea el trampolín definitivo para el desarrollo de las actividades con Drones civiles en España.

Fuente: Ministerio de Fomento – AESA

 

Los Drones, serán de más utilidad.

El número de drones en España se multiplicará por once en los próximos 17 años, hasta una flota de 51.400 aparatos, según las previsiones recogidas en el Plan Estratégico para el Desarrollo de este sector que se ha presentado en el Ministerio de Fomento.

De los 4.200 vehículos aéreos no tripulados que existen en la actualidad en España se pasará a la cifra de 51.400 en 2035 (que será de 53.500 drones en 2050), lo que generará para entonces 11.000 puestos de trabajo y un impacto económico de 1.220 millones de euros en 2035 y de 1.520 millones para 2050.

A corto plazo, el plan regulará los usos de los drones para la agricultura, la filmación topográfica, el medio ambiente, la obra civil y la minería. En el medio plazo, ampliará su espectro a las telecomunicaciones, el control de fronteras, las emergencias o a las ciudades inteligentes.

Más allá de 2030, se prevé que la integración de los drones en el espacio aéreo será completa, lo que facilitará la actividad de carga de largo alcance, el transporte de viajeros, la aparición de aerotaxis y la pequeña paquetería.

El Plan estratégico 2018-2021 es la herramienta que va a desarrollar la nueva regulación recogida en el real decreto aprobado el pasado mes de diciembre, que amplió el marco adoptado inicialmente en 2014 sobre la actividad de los drones.

Se abren muchas posibilidades, tras el reciente real decreto sobre drones en las posibilidades de vuelos en zonas urbanas para aparatos de menos de 10 kilogramos, de vuelos nocturnos, de movimientos más allá del alcance visual del piloto y de la apertura de un espacio aéreo controlado.

La radiografía del sector en España muestra también que son más de 70 las entidades destinadas a la formación de pilotos, con más de 3.000 operadores (Madrid y Barcelona figuran a la cabeza), lo que “tratará de homogeneizar” el plan, según Fomento.

Respecto al volumen de negocio, aproximadamente un 50% de las empresas españolas tienen un volumen de negocio de hasta 50.000 euros anuales y menos de un 30% supera los 500.000 euros de facturación anual.

El espíritu de la norma sobre drones es “regular en función del riesgo” y ha descrito que en 20 años habrá en España 20.000 drones para usos agrícolas y otros 16.000 en funciones de seguridad y salvamento. Europa cuenta actualmente con un parque de entre un millón y 1,5 millones de drones. En 2050, contará con 7 millones de estos aparatos con capacidad operativa.

Fuente: El Economista

El Dron quiere volar.

El Gobierno quiere que España se convierta en un paraíso para los drones. Y no solo porque haya una industria potente que fabrique estas pequeñas aeronaves sino también a través de una legislación que favorezca su uso en todos los ámbitos, desde la entrega de paquetería, la agricultura, los aerotaxis, la seguridad de edificios o la vigilancia de fronteras.

Este es el objetivo último del Plan Estratégico para el Desarrollo de Drones que ha presentado este lunes el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que prevé que un crecimiento espectacular para esta industria en los próximos años, de forma que se multiplique por más de diez el número de aparatos que surquen los cielos españoles.
Así, el plan contempla que se pase de los 4.200 vehículos aéreos no tripulados que existen en la actualidad en España a 51.400 en 2035 y 53.500 drones en 2050, lo que generará para entonces 11.000 puestos de trabajo y un impacto económico de 1.220 millones de euros en 2035 y de 1.520 millones para 2050.

El nuevo plan estratégico pretende ser la hoja de ruta para el sector de los drones, en el que España, ha dicho, “ya está en una posición de liderazgo”. A corto plazo, el plan regulará los usos de los drones para la agricultura, la filmación topográfica, el medio ambiente, la obra civil y la minería. Más tarde, se ampliará su espectro a las telecomunicaciones, el control de fronteras, las emergencias o a las ciudades inteligentes.

El plan estratégico 2018-2021 es la herramienta que va a desarrollar la nueva regulación recogida en el real decreto aprobado el pasado mes de diciembre, que amplió el marco adoptado inicialmente en 2014 sobre la actividad de los drones. La nueva norma establece los requisitos para que los operadores de drones puedan desarrollar de forma segura actividades en entornos en los que hasta ahora no era posible hacerlo, como el sobrevuelo en las inmediaciones de edificios, reuniones de personas al aire libre y vuelos nocturnos, aunque para ello es necesario realizar un estudio de seguridad de la operación y tener una autorización previa de Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), entre otros requisitos.

También se permiten operaciones en espacio aéreo controlado, aunque en este caso, se precisan requisitos de formación del personal y de los equipos, así como un estudio aeronáutico de seguridad coordinado con el proveedor de servicios de tránsito aéreo y la previa autorización de AESA.

Fuente: El País

 

 

EASA opina, sobre operaciones seguras para drones pequeños en Europa.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha publicado la primera Opinión Formal sobre operaciones seguras para pequeños drones en Europa, y que supone “un trampolín importante” para mantener las operaciones de drones a salvo y de forma segura, así como para construir un marco regulatorio más amplio.

Esta Opinión servirá como base para que la Comisión Europea adopte propuestas regulatorias concretas más adelante. De hecho, la primera reunión presidida por la Comisión Europea para debatir estas opiniones con los Estados miembros tuvo lugar el 21 de febrero de 2018.

El director Ejecutivo de EASA, Patrick Ky, ha afirmado que “este reglamento permitirá la libre circulación de drones y un espacio controlado dentro de la Unión Europea, respetando la privacidad y seguridad de la ciudadanía, y permitiendo que la industria de drones se mantenga ágil, innovadora y continúe creciendo”.

La Opinión EASA presenta una forma innovadora de regulación, donde las reglas se mantienen lo más simple posible con un fuerte enfoque en el riesgo particular de la operación: volar el mismo avión no tripulado sobre el centro de la ciudad o sobre el mar conlleva un riesgo completamente diferente.

La Opinión también abre nuevos caminos combinando la legislación de productos y la legislación aeronáutica: los requisitos de diseño para drones pequeños (hasta 25 kg) se implementarán mediante el uso de la conocida marca CE (“Conforme Europa”) para productos comercializados en Europa. El operador encontrará en cada dron una información del consumidor con lo “qué hacer y qué no hacer” sobre cómo volar un dron sin poner en peligro a otras personas.

El enfoque propuesto es innovador y reconocido a nivel mundial como el mejor camino para mantener las operaciones de drones seguras. Los requisitos no se centran en el dron mismo, sino que consideran una serie de elementos, como por ejemplo, dónde se vuela el dron (sobre el mar o sobre el centro de una ciudad), quién está volando el dron (un niño o un piloto profesional) o qué dron en realidad se está utilizando (qué tan pesado es el dron o qué características de seguridad tiene).

La categoría de operaciones “abiertas” no requiere una autorización previa de la autoridad competente, ni una declaración del operador, antes de que la operación tenga lugar. La seguridad se garantiza mediante una combinación de limitaciones operacionales, requisitos técnicos para la máquina y la competencia del piloto remoto. Ejemplos de operaciones que entran dentro de esta categoría son la filmación y la toma de fotografías, inspecciones de infraestructura y actividades de ocio en las que el piloto a distancia mantiene a la vista el avión no tripulado en todo momento.

Fuente: AESA

Nuevo Marco Regulador para el Vuelo de Drones.

La nueva norma establece los requisitos para que los operadores de drones puedan desarrollar de forma segura actividades en entornos en los que hasta ahora no era posible hacerlo, como el sobrevuelo en las inmediaciones de edificios, reuniones de personas al aire libre y vuelos nocturnos, aunque para ello será necesario realizar un estudio de seguridad de la operación y tener una autorización previa de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), entre otros requisitos.

De hecho, también se deberá comunicar previamente al Ministerio del Interior la ejecución de operaciones sobre aglomeraciones y zonas urbanas, que, por motivos de seguridad pública, se podrán limitar.

Asimismo, se permiten operaciones en espacio aéreo controlado, aunque en este caso, se precisarán requisitos de formación del personal y de los equipos, así como un estudio aeronáutico de seguridad coordinado con el proveedor de servicios de tránsito aéreo y la previa autorización de AESA.

Además, la norma establece las condiciones que deben cumplir las organizaciones de diseño, fabricación y mantenimiento de este tipo de aeronaves, así como los requisitos de formación para su pilotaje.

Este Real Decreto contiene además medidas relativas al uso recreativo de los drones, estableciendo una serie de limitaciones destinadas a garantizar la seguridad del espacio aéreo y de la ciudadanía.

Los requisitos establecidos en el nuevo Real Decreto están sujetos a la supervisión y control de AESA y su incumplimiento constituye una infracción administrativa en el ámbito de la aviación civil conforme a lo previsto en la Ley de Seguridad Aérea.

Fuente: El Economista

Enlace a publicación en BOE de nuevo Marco Regulador para el vuelo de Drones

Dron en ciudad

El sector de los Drones, quiere una regulación.

Una normativa que permita el desarrollo de la industria y garantice la seguridad.

Los drones no son juguetes. A nivel profesional ofrecen innumerables posibilidades, pero surgen muchas dudas.  La necesidad de contar con una normativa que regule el sector permitiría el desarrollo de la industria de los drones y garantizaría la seguridad, del vuelo de estas aeronaves.

Durante la pasada edición de la feria Expodrónica celebrada en Zaragoza, las principales empresas del sector han reclamado una modificación de la normativa de seguridad aérea estatal y empleo de vehículos aéreos no tripulados. Desde el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) han insistido en la necesidad de establecer un registro único de drones y licencia para operar este tipo de aparatos manejados por control remoto.

El presidente del SEPLA, Javier Gómez, ha puesto el acento en la necesidad urgente de contar con una normativa que permita el desarrollo del sector y que garantice la seguridad y la convivencia de drones y aviones pilotados en el espacio aéreo. “La industria va muy por delante de la normativa”, indico. En este sentido, ha reivindicado un registro de todos los drones que se venden en el mercado. “Que se sepa a quién pertenecen”, como si se tratase de la matrícula de un vehículo tradicional.
Igualmente, Gómez ha señalado que considera imprescindible, una licencia de piloto para los operadores de drones profesionales, pero también que los drones recreativos estén contemplados en la normativa y los que los operan reciban una formación específica. Son operadores aéreos, desde tierra.

Aunque el uso de drones es ilimitado, el negocio audiovisual y la producción de contenidos audiovisuales es el más importante. En general, representa casi el 80% del sector de los drones.

Para Julián Gallego, de Alter Technology TÜV Nord, para que la industria de los drones siga creciendo es esencial conseguir un modelo de industrialización como el que existe en el resto de sectores. Europa está aún muy por detrás de países como EE. UU. o China, donde la normativa en materia de drones está encima de la mesa desde hace mucho tiempo.

José Caride, director de tecnología y soluciones integrales de seguridad de Prosegur, considera esencial que los clientes sean conscientes de que la utilización de drones en servicios de seguridad no se realiza para mejorar costes económicos, sino para aportar un mayor valor a estos servicios. Dichos servicios mejorarán enormemente una vez que la normativa se amplíe y los drones consigan una mayor autonomía de horas de vuelo.

En Gas Natural, por ejemplo, los drones tienen un papel muy activo tanto en la realización de inspecciones de seguridad de infraestructuras e instalaciones, como en la prevención de riesgos del personal que realiza estas labores. Para Nuria de Lucas, representante de la empresa, el siguiente paso que hay que abordar es la capacidad de procesar la información para integrarla después en los sistemas de las empresas.

Fuente: Diario ABC

Debemos cambiar nuestra mentalidad, con los Drones.

Los drones están revolucionando ciertas industrias. Desde que se volvieron tan populares como lo son ahora, se han movido en muchos campos.

Debemos hacernos a la idea, que están. Y vienen para quedarse. Una normativa adecuada, abriría las oportunidades de estas aeronaves no tripuladas.

Diversas actividades, pueden desarrollarse con Drones y dar así una dimensión a sus servicios.

Distribución

Amazon Prime Air ya hizo su primera entrega a domicilio con un dron que puede volar a una altura de 120 metros y recorrer 16 kilómetros en un viaje. En 2016, un cliente en Cambridge (Inglaterra), recibió su pedido 13 minutos después de haberlo hecho.

Distribución de Amazon / Fuentes: Netmedia.mx y Amazon

Medicina

EHang, Inc., una empresa china que manufactura vehículos aéreos no tripulados, lanzó un proyecto para transportar órganos de células madre. Firmaron un acuerdo de $1,000 millones de dólares con Lung Biotechnology para que drones entreguen órganos para trasplantes urgentes. También puede trasladar a personas y funcionará como una ambulancia aérea para evitar el tráfico en las ciudades más pobladas.
Zipline International, la compañía estadounidense que fabrica drones, se alió con el gobierno de Rwanda, el primer país en integrar cuadricópteros a su espacio aéreo. En 2016, la compañía comenzó su colaboración con 21 hospitales para enviar pedidos de medicinas, vacunas y sangre de donantes. Una entrega que tardaría cuatro horas en coche llega en 30 minutos.

Dron para transporte de medicinas / Fuentes: Netmedia.mx y Zipline

Entretenimiento

Los aviones, coches y barcos de control remoto han sido un juego de niños por muchos años. Ahora, los drones compiten en carreras de ligas internacionales y los vuelan, principalmente, adultos. La “Drone Racing League” (DRL) ha recaudado $32 millones de dólares en sociedad con la cadena inglesa de televisión Sky, y con Liberty Media.
Como en cualquier videojuego, los participantes utilizan lentes de realidad virtual para seguir el camino y los movimientos de su jugador, el cual alcanza los 130 km/h. La cámara integrada transmite el video en tiempo real a los pilotos y a las páginas que televisan el deporte, como Facebook, YouTube y Twitch. Los videos tienen más de 43 millones de vistas y DRL espera transmitir sus carreras en 75 países.

Carreras con Drones / Fuente: Netmedia.mx

Agricultura

Los Drones están creciendo a tal velocidad en esta industria, que se prevé que los agricultores conformarán el 80% de los compradores en este mercado.
China implementó el año pasado el uso de cuadricópteros que liberan pesticida en los campos. Su empleo es más rentable que contratar labradores, especialmente después de que los jóvenes han migrado a las grandes ciudades para conseguir trabajo. Además, este método reduce el riesgo de que los trabajadores inhalen gases tóxicos y realiza la tarea hasta 15 veces más rápido.

Drones para la agricultura / Fuente: Netmedia.mx

Seguridad

La vigilancia con Drones es el nuevo sistema de seguridad. Detectar movimientos e identificar rostros humanos. Transmiten el video de lo que ven en tiempo real y se pueden programar para volar cuando un detector de movimiento registra actividades.

Vigilancia con Drones

Además….

Los drones, junto con tecnologías como Big data, inteligencia artificial, machine learning, se convertirán en herramientas indispensables para las operaciones de muchos sectores.

Por tanto, demos la bienvenida a esta tecnología, para hacernos más fácil la vida.

Fuente: Netmedia.mx

 

Drones en las playas.

Que un Dron sobrevuele una playa, no debe ser tan extraño. Estas aeronaves están preparadas, con sus cámaras y sus particularidades técnicas, para poder ofrecer una serie de servicios, que pueden servir de ayuda a cualquier equipo de emergencias, seguridad, etc.

Ahora bien, es necesario regularlo debidamente, para que la captación de imágenes, sean para el fin al cual se destinan, y nada más. Ahí es donde está el problema, que la sociedad pueda entender que su intimidad pueda estar manipulada.

Es totalmente entendible, la postura de la población, ya que en la actualidad, los drones civiles profesionales, disponen de cámaras con capacidad suficiente para poder captar imágenes, sin ser detectados.

Que un Dron pueda ser una herramienta de trabajo, es indiscutible. Pero también un Dron en manos irresponsables, puede ser un problema muy grande.

Vigilancia en Playas

El día que se regule correctamente las actividades a realizar con Drones, y en manos responsables, ganaremos en seguridad en el día a día.

Si hay un incendio, no vueles tu Dron.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) recuerda que en caso de incendio, emergencia o catástrofe, no se pueden volar drones en la zona afectada, porque cualquier operación o actividad con drones (RPAS) puede interferir y poner en riesgo la seguridad y el trabajo de los servicios aéreos de emergencias y de lucha contra el fuego, que ya de por sí trabajan en situaciones de alto riesgo.

Recuerda, que los únicos drones que podrán operar en emergencias son los operadores habilitados para la ejecución de trabajos técnicos o científicos. Éstos y sólo éstos podrán realizar, bajo su responsabilidad y exclusivamente a requerimiento de la autoridad competente en la gestión de esa situación, vuelos que no se ajusten a las condiciones y limitaciones previstas en los apartados artículos 50.3 y 50.4 de la Ley 18/2014 de 15 de Octubre, y aun así, para poder hacerlo, el operador deberá tener definidos los procedimientos, tanto operativos como de coordinación, con los responsables de la gestión de la emergencia.

Incendio forestal

No se debe olvidar que no se podrán mezclar en el espacio aéreo aeronaves tripuladas con drones y que siempre tienen prioridad los primeros.

Es necesario hacer un uso responsable de los drones en situaciones de riesgo, ¡deja trabajar a los profesionales!

Fuente: AESA

 

Drones sanitarios.

Son rápidos, precisos y no se ven afectados por los atascos o el tráfico denso. Por eso, los drones podrían ser muy útiles para agilizar la asistencia en caso de una parada cardíaca. Así lo asegura un estudio, que muestra que estos dispositivos son capaces de hacer llegar un desfibrado externo a un punto determinado en un tiempo menor al que tardaría una ambulancia.

“Nuestros datos muestran que un dron equipado con un desfibrilador externo automático podría reducir significativamente el tiempo de desfibrilación en paradas cardíacas ocurridas fuera del entorno hospitalario”, señalan los autores del trabajo, científicos del Instituto Karolinska de Suecia, quienes subrayan que, en estas situaciones, la rapidez es fundamental para la supervivencia.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores realizaron 18 salidas controladas simulando asistencias de emergencia reales ocurridas entre 2006 y 2014 en el área de Norrtälje, una localidad sueca muy frecuentada durante las vacaciones. El dron equipado con el desfibrilador, un GPS y una cámara de alta resolución se situó en el parque de bomberos de la localidad y se fijó el radio de acción del aparato en aproximadamente 10 km a la redonda.

Los datos del trabajo mostraron que los drones eran mucho más rápidos que la asistencia convencional. Mientras que los dispositivos tardaban una media de 5:21 minutos en llegar al lugar del incidente, las ambulancias se demoraban hasta 22 minutos de media. “En todos los casos, el dron llegó más rápido que los servicios médicos de emergencia con una reducción en el tiempo de respuesta de 16:39 minutos”, señalan los autores del trabajo, cuyos detalles se publican en el último número de la revista JAMA.

 

Drones Sanitarios

“16 minutos pueden ser clínicamente importantes”, indican los investigadores, una afirmación con la que coincide Julián Pérez Villacastín, jefe de la Unidad de Arritmias del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid.

“Por cada minuto en que se tarde en atender a una persona que ha sufrido una parada cardíaca, las posibilidades de sobrevivir se reducen un 10%”, recuerda el especialista, quien considera que el uso de los drones podría ser muy útil para mejorar la asistencia de las “entre 10.000 y 15.000 personas que cada año sufren una parada cardíaca en España”.

La mayor parte de las paradas cardíacas súbitas, añade Ignacio Fernández Lozano, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), se producen porque una isquemia u otro problema cardíaco “ha provocado una grave arritmia”, una especie de tormenta eléctrica, “que hace que el corazón deje de contraerse adecuadamente”.
Un desfibrilador puede restablecer el ritmo cardíaco adecuado muy rápidamente, otorgando un margen mucho más amplio para que el paciente pueda ser trasladado a un hospital. “Pueden proporcionar una mejora hasta del 70% de la supervivencia si la descarga eléctrica se produce antes de que transcurran tres minutos desde la parada”.

Los tres especialistas consultados coinciden en señalar que los desfibriladores semiautomáticos son completamente seguros ya que sólo efectúan la descarga eléctrica cuando existe una arritmia cardíaca (y no si lo que ha provocado la pérdida de consciencia es otro problema sanitario).

Además, “pueden ser utilizados por cualquier persona” y no requieren experiencia sanitaria profesional, por lo que la posibilidad de que “gracias a un dron, lleguen rápidamente a un punto exacto puede ser clave para la supervivencia”, subrayan.
Claesson señala que otros aspectos sanitarios también podrían beneficiarse del uso de drones, “como el transporte de medicinas urgentes, como la adrenalina” o en rescates de emergencia.

Su equipo ya trabaja en una nueva investigación que analizará, entre otros aspectos, cómo es la recepción y el uso del desfibrilador por parte de las personas que están en el lugar en el que se ha producido una parada cardiorespiratoria.

Fuente: El Mundo